Be innovative. Be committed. Be successful.

Los clientes de WITRON resisten la crisis del coronavirus

Ciudades vacías, compras compulsivas, centros de logística en pleno rendimiento.

Flujo de materias ininterrumpido, pese a la constante alta carga de pedidos.

Imagen - Fotografía de Sobeys

Christian Dietl: Director General de WITRON Service GmbH + Co

Imagen - Fotografía: WITRON

Sistemas de picking automático de WITRON en los centros logísticos de la industria de distribución de alimentación.

Imagen - Fotografía de WITRON

Equipos de WITRON OnSite garantizan alta disponibilidad de todos los procesos y componentes en el centro de distribución.

Imagen - Fotografía de Pasi Salminen

Un virus, doce semanas de «temporada alta» en la distribución de alimentación, siete días laborables por semana, tres turnos por día, 20 por ciento más de carga diaria de trabajo, incluso hasta un 300 por ciento más de carga en días pico, una avería técnica, empleados de baja, obras paradas debido a las restricciones de movilidad; este es el balance final de la pandemia del coronavirus desde la perspectiva de WITRON. Mientras que muchos sectores industriales tuvieron que «confinarse» y cesar sus actividades, reducir su jornada laboral, pedir a sus empleados que se cogieran vacaciones, - y la educación online desde casa se convertía en una realidad para todas las familias-, los distribuidores de alimentación y proveedores de servicios logísticos se enfrentaban a enormes retos. Hicieron falta decisiones muy calculadas, soluciones flexibles, así como un inmenso compromiso de cooperación entre todos los participantes de la cadena de suministro, desde distribuidores, centros logísticos hasta proveedores de servicios y tiendas. Todos trabajando codo con codo para evitar los cuellos de botella y que no cesara el suministro de productos básicos a la población en ningún momento.   
Al revisar los números de junio de 2020, Christian Dietl se enorgullece de todos sus compañeros de los centros logísticos de Europa y Norteamérica. «Al unísono con nuestros clientes, hemos mantenido los almacenes en funcionamiento; nunca jamás habíamos sentido tanta presión. Y no solo en un país, sino en Estados Unidos, Canadá, Francia, España, Alemania, Austria, Suiza, Noruega y en los países del Benelux, en cualquier lugar en el que hubiera un centro con nuestros equipos on site y en cualquier centro logístico que funcionara con nuestra tecnología de automatización OPM», reflexiona Christian Dietl, CEO de WITRON Services. Además, están todas las obras paralizadas que poco a poco pueden ir poniéndose en marcha estas semanas. «Esto también supone un reto logístico para nosotros. En Parkstein, ya se habían fabricado transportadores y armarios eléctricos para proyectos en Estados Unidos o Canadá, pero todavía hoy, algunos centros en obras se encuentran cerrados por cuarentena o por restricciones de movilidad de dicho país.» 

Héroes de primavera
La pandemia del coronavirus no se ha terminado todavía y Dietl lo sabe. Tras una primavera fuera de lo normal, él y sus equipos necesitaban urgentemente unos días de vacaciones para respirar hondo y reponer fuerzas A finales de junio, ya de vuelta en su oficina, Dietl tuvo que pellizcarse varias veces al mirar los datos de rendimiento y el número de intervenciones de los últimos meses para creérselo. Esta primavera de 2020 se han puesto sus trajes muchos héroes: enfermeros, médicos, camioneros, cajeros de supermercado y muchos otros profesionales, pero también los operarios y preparadores en los centros logísticos de las grandes cadenas de supermercados. La gente compraba diez paquetes de pasta en lugar de dos, y también escasearon las latas, la comida precocinada, la levadura, el jabón y el papel higiénico en muchos supermercados. Pero en ningún momento hubo un desabastecimiento grave.  
«En los meses de marzo, abril, mayo y hasta mediados de junio, el pánico que afectó a los hábitos de compra de los consumidores presentó para nosotros grandes retos logísticos. Las semanas del año con el mayor volumen de ventas, que suelen ser Navidad y Semana Santa, se superaron con creces. Todos los empleados, así como los equipos de tecnología y WITRON OnSite, como por ejemplo en EDEKA en Hamm (Alemania), afrontaron retos fuera de lo normal. Durante este periodo, la tecnología de automatización de WITRON con su rapidez y rendimiento ha contribuido de manera significativa a la hora de cumplir con las necesidades de nuestros clientes», explica Peter Bayer de Edeka Handelsgesellschaft Rhein-Ruhr. Desde luego, esta alta demanda de pedidos la vivieron no solo los distribuidores de Alemania sino los de todo el mundo.  En Rema en Noruega, por ejemplo, el volumen fue cuatro veces mayor que el año anterior, pero nuestros clientes noruegos confiaron también en la automatización de WITRON para hacer frente al desafío.

Gran flexibilidad de los equipos de servicio
Las declaraciones de nuestros clientes resaltan tanto las capacidades de los equipos de WITRON OnSite, como también la eficiencia de la tecnología de WITRON. «Durante este periodo, de los 75 centros logísticos de alimentación repartidos por todo el mundo que operan con nuestra tecnología OPM, solo sufrimos una avería técnica grave en uno de ellos.», recuerda Dietl mientras sigue revisando las gráficas. «Y hay que tener en cuenta que tuvimos que mantener los sistemas incluso superando el 100% de sus capacidad».
Mientras que las ciudades en Europa se vaciaban, las ventas en tienda se disparaban. Los centros logísticos funcionaban a toda máquina y la importancia de la automatización fue en aumento, así como la importancia de las personas en los almacenes. Se prohibió a los conductores de camiones entrar en los centros de distribución, por lo que el personal de los centros logísticos pasó a estar a cargo de la gestión y manipulación de las mercancías entrantes. «La contratación de nuevo personal obviamente estaba descartada. Tuvimos que reestructurar nuestros equipos para evitar infecciones. Por ello, trabajamos con equipos de mantenimiento más reducidos que solo llevaban a cabo las tareas que fueran esenciales para el funcionamiento de las máquinas», explica Dietl. Los equipos ya se han puesto al día con los retrasos de mantenimiento preventivo de mayo y junio. «Hemos aprendido mucho sobre los límites de carga de los componentes, y estos conocimientos están siendo incorporados en nuestros próximos desarrollos».
Durante este periodo, los técnicos de WITRON desarrollaron conceptos eficientes para mantener el sistema a un rendimiento alto en todo momento, mientras que a su vez tuvimos que reducir los intervalos de mantenimiento planeados debido a las limitaciones de tiempo. «Además, la formación cruzada de nuestros compañeros in situ nos permite cambiar de funciones de forma rápida, pasando de operario de sistema a técnico de mantenimiento y viceversa». La flexibilidad tuvo sus frutos y sigue dándolos en tiempos de coronavirus. «Siempre hemos dicho que tenemos el mejor equipo porque solo hay UN equipo en el centro de distribución de Terrebonne, compuesto por trabajadores de Sobeys y WITRON», afirma Fabien Roy, Director de Logística de Sobeys en Canadá.

Aún más automatización
Debido a unas exhaustivas medidas de higiene, el número de empleados infectados ha sido mínimo en los equipos de servicio de todo el mundo. «Seguiremos trabajando con las medidas tomadas para el coronavirus y seguiremos manteniendo las medidas de distanciamiento y los equipos burbuja», declara Christian Dietl. Pero, ¿qué nos espera después de la crisis?
La automatización se convertirá en la vencedora de la pandemia, de esto están convencidos tanto empresas grandes como Bosch, como las pymes, los analistas y los científicos. En algunos sectores industriales, las cadenas de suministro volverán a Europa y la seguridad de suministro adquirirá cada vez más importancia. «Nos movemos hacia la glocalización», explica Wolfram Senger-Weiss, Presidente del Consejo de Administración del proveedor de servicios logísticos Senger-Weiss, en una entrevista reciente.  
Un análisis de Bosch declara: el principal reto será evitar que los costes logísticos aumenten de forma exagerada. El economista Mark Carney comenta en el periódico alemán de mayor tirada, Süddeutsche Zeitung, sobre un recorte en eficiencia. Esto se puede evitar. También significa que la automatización y modularización en almacenes y centros logísticos se beneficiará de la tendencia a una garantía aún mayor del suministro. Se debe poder aumentar y disminuir la capacidad de almacenaje a mayor velocidad en el futuro.  La gestión de almacén, los transportadores, las carretillas y los sistemas autónomos (FTS/AGV/AMR) deben ser capaces de reaccionar con flexibilidad. Esto mismo se aplica a los equipos de servicio y mantenimiento. El suministro de producción desde el almacén debe ser capaz de adaptarse a nuevos productos o nuevos procesos de fabricación.
Asimismo, hay que añadirle a esto el continuo crecimiento del comercio electrónico, que incluso durante la pandemia del coronavirus no solo se ha mantenido estable sino que ha registrado nuevas cifras de crecimiento. En este contexto, los expertos en intralogística abogan por diferentes estrategias. Las soluciones omnicanal flexibles son la estrategia definitiva. Lo que unifica todas las estrategias es la importancia de la automatización.  
Sin embargo, para Christian Dietl y sus equipos de servicio y mantenimiento, el foco de atención se mantiene en el coronavirus. «La enfermedad sigue aquí, y vivirá con nosotros durante mucho tiempo, tanto social como económica y tecnológicamente. Podemos decir que la gestión de la crisis por parte de WITRON ha sido satisfactoria; los sistemas funcionan con seguridad y con gran disponibilidad incluso sometiéndolos a estrés de forma permanente, y los equipos OnSite se ponen manos a la obra, apoyándolos en todo momento con gran compromiso. Junto con nuestros clientes, continuaremos dominando con éxito los retos que se nos presenten.»