Be innovative. Be committed. Be successful.

Usabilidad y experiencia de usuario como ventaja competitiva

Los cuadros de diálogo transparentes simplifican el trabajo del personal de servicio en el centro logístico.

Images: WITRON

Dominik Simbeck, director del Centro de Competencia - Basic Project Support. «Estamos simplificando las interfaces, centrándonos en los procesos y en el usuario».

Images: WITRON

La función multiplataforma es importante para obtener una visión general rápida del sistema y ofrece una perfecta usabilidad para los usuarios y el dispositivo utilizado.

Images: WITRON

El establecimiento de directrices y un diseño claro garantizan una óptima fiabilidad del proceso y dirigen la atención del usuario a lo esencial.

Images: WITRON

Las funciones móviles aumentan la eficiencia en la fase de arranque y durante la producción mediante el uso de hardware actual. De este modo, la cámara del teléfono puede utilizarse fácilmente como escáner de códigos de barras.

Images: WITRON

La comparación entre un coche de Fórmula 1 y un centro logístico altamente eficiente es obvia: el factor que determina el éxito es el conjunto global. En los deportes de motor, por ejemplo, no basta sólo con el chasis, el motor y los neumáticos, también hace falta la mejor tecnología y un conductor que haga un uso óptimo del vehículo. Lo mismo ocurre con el centro logístico: necesita el equilibrio justo entre la gestión del  flujo de materiales, la mecánica, la informática y las personas que trabajan con la tecnología para aprovechar de forma óptima todo el potencial para la cadena de suministro interna y externa. La buena usabilidad, la experiencia de usuario y la conectividad no sólo ayudan a los empleados que «manejan» el sistema, sino que se están convirtiendo cada vez más en una ventaja competitiva en la intralogística.

Las interfaces máquina-usuario transparentes se han convertido en un factor determinante. Ahorran tiempo, aportan fiabilidad a los procesos y son importantes de cara a que los empleados se sientan cómodos. Dominik Simbeck y su equipo de WITRON están estudiando y catalogando los procesos logísticos de tal manera que los trabajadores de los centros logísticos puedan trabajar eficientemente sobre la base de pantallas fáciles de comprender.  

 

El equilibrio correcto conduce al éxito

«WITRON y sus soluciones automatizadas son desde hace décadas el referente en la logística de la distribución y la preparación de pedidos, en especial en el sector alimentario. Para nosotros es fundamental analizar un proyecto de principio a fin», explica Dominik Simbeck, director del Centro de Competencia - Basic Project Support. «Las máquinas, los procesos, el servicio del sistema y, por supuesto, las personas que trabajan en el centro logístico. Un proyecto sólo puede tener éxito si se tienen en cuenta todas sus dimensiones y si el equilibrio es el correcto. O dicho de forma más sencilla: la usabilidad es tan importante como la física y viceversa. Ambos deben recibir siempre la debida atención».

Esta opinión de WITRON y Dominik Simbeck también es compartida por los usuarios. Además de factores fundamentales como la rentabilidad, la disponibilidad y el rendimiento, los clientes demandan sobre todo que los procesos y los puestos de trabajo tengan una ergonomía óptima, lo que implica una buena usabilidad y experiencia de usuario», señala Dominik Simbeck, responsable con su equipo de la nueva generación de interfaces de usuario.  

 

Nuevos requisitos para las interfaces de usuario

En su entrevista para el podcast, Franziska Müller de Migros Verteilbetrieb Neuendorf AG, uno de los principales retailers de alimentación suizos, formuló una serie de requisitos claros, algunos nuevos, para las interfaces de usuario de WITRON. «Las pantallas simples, como las que conocemos de las aplicaciones, serían buenas para muchos usuarios. Nos ayudarían a definir pasos operativos sencillos que se pueden aprender rápidamente». El mensaje llegó a los expertos de Parkstein. «Nuestras prioridades solían centrarse más en otras áreas, como el funcionamiento de nuestros sistemas. Pero como ya se ha dicho antes: la solución debe tener un equilibrio correcto. De ahí que abordemos las cuestiones de usabilidad, experiencia de usuario y conectividad con la misma pasión por la innovación con que tratamos los factores fundamentales mencionados anteriormente. En 2021, Franziska Müller y sus colegas tendrán la oportunidad de conocer varias novedades de WITRON.

 

Buena usabilidad: los éxitos son medibles

«En el pasado, los desarrolladores del WMS de WITRON se encargaban del diseño de las interfaces de usuario, lo que se hacía patente en la complejidad de algunos diálogos», sonríe Simbeck. «Hoy en día, son los empleados de la gestión de procesos —que, expresamente, no son técnicos— los que se ocupan de ello.  Separamos, conscientemente, el equipo de desarrollo de las funciones y el equipo de diseño», según el especialista en informática.  

«Estamos simplificando las interfaces, centrándonos en los procesos y en el usuario». Porque los empleados de los clientes también han cambiado. «Por un lado, tratamos con personas menos expertas en tecnología y, al mismo tiempo, con una generación que ha crecido con teléfonos inteligentes.  Quieren que la aplicación para el procesamiento de pedidos funcione prácticamente igual que la aplicación del tiempo. Sin embargo, es más importante que el desarrollo funcione y redunde en beneficio del usuario que seguir las tendencias».


Por eso, antes de desarrollar los diálogos, Dominik Simbeck y su equipo realizan frecuentes visitas a los centros logísticos, observan a los usuarios, su comportamiento, hablan con ellos sobre sus necesidades y analizan sus hábitos. «Al fin y al cabo, el usuario debería tener que hacer el menor número de clics posible para llenar de productos un contenedor de envío». En Parkstein, los desarrolladores modelan los procesos y diseñan los primeros prototipos, que luego muestran a los usuarios para probar juntos la viabilidad práctica.

¿Es posible medir el éxito de una interfaz de usuario? «El post de Franziska Müller explica cómo hacerlo. El cliente pide cambios porque los procesos no tienen que ser complejos y la formación a los nuevos empleados ha de ser algo rápido y fácil. Antes esto era difícil de medir, pero ahora utilizamos herramientas que pueden analizar cómo de bien trabajan los empleados con la interfaz. Ahorramos tiempo, generamos una gran aceptación y conseguimos una mayor fiabilidad en los procesos. Las interfaces de usuario pueden crear una sensación positiva respecto al trabajo y la máquina. Este es un argumento que habla a favor tanto de la eficiencia de un sistema como de la competencia de los especialistas».


¿Estandarización de almacenes?

¿Es por eso que los clientes pagan por tener una buena usabilidad y experiencia de usuario? Simbeck se muestra indeciso. «Por un lado —en especial si son proyectos nuevos— lo dan por hecho, pero, sobre todo en los proyectos de modernización, también están dispuestos a invertir dinero en nuevas interfaces de usuario». Con todo, está seguro de que una buena interfaz de usuario es hoy un importante criterio de decisión cuando se negocia un proyecto. «Los clientes desean un sistema con una alta disponibilidad. Igual de importantes son los terminales de vanguardia.  Por lo tanto, si también somos capaces de presentar interfaces de última generación durante las negociaciones, muchos clientes comprobarán al instante si los diseños se ajustan a sus necesidades individuales».

Pero no todos los clientes ponen en marcha un centro logístico con el mismo proveedor. ¿Necesitamos, por tanto, normas para las interfaces de usuario que permitan a los empleados cambiar con flexibilidad de un almacén de productos congelados del proveedor P a un almacén de productos secos del proveedor Q en el futuro? «No hay ninguna norma, pero sí hay unos primeros acuerdos voluntarios. Hemos asumido unas directrices para el diseño de materiales. Y muchos otros fabricantes también las usan. Esto significa: los iconos de los menús ya no difieren entre sí». Pero un exceso de normas tampoco tendría sentido desde su punto de vista; al fin y al cabo, la usabilidad y la experiencia de usuario son factores competitivos.

 

¿Gestos y voz?

Simbeck está convencido de que la importancia de la usabilidad y la experiencia de usuario seguirá en aumento. «Diseñamos interfaces modulares. El director de logística necesita diferentes visualizaciones y operaciones que el responsable del centro de control o el operario, y, sin embargo, la interfaz debe ser única. Por tanto, en principio también deberíamos poder reaccionar con rapidez y flexibilidad a las tendencias tecnológicas, como los controles gestuales o la tecnología por voz». O volviendo a nuestra anterior analogía con los deportes de motor: el conjunto global es determinante, y el coche ha de adaptarse al conductor (y viceversa).