Be innovative. Be committed. Be successful.

Witron cumple medio siglo: «siempre activos y ni un solo despido por falta de trabajo»

En casa en Parkstein. Witron sigue creciendo.

Imagen de WITRON

Para Walter Winkler, su mujer Hildegard es su compañera de viaje, su confidente, su guía

Imagen de WITRON

De: Clemens Fütterer / ONetz

Hace cincuenta años, Walter Winkler se dedicaba a las instalaciones eléctricas industriales. Hoy, Witron es el proveedor de servicios logísticos líder del mercado por sus innovadores centros de distribución para la alimentación. Walter Winkler repasa toda su trayectoria en una entrevista.

En Alemania son pocas las empresas familiares que pueden presumir de ir «a toda máquina» al cumplir 50 años y de seguir con los pies en la tierra a pesar de su internacionalización. En una entrevista de más de dos horas con «Oberpfalz Medien», Walter Winkler hace un repaso a toda su trayectoria. «Siempre he ido al grano y pienso solo en términos operativos: ¿En qué se beneficia el cliente? ¿Cómo puedo resolver los problemas de los clientes?» Y lo deja claro: «Mi palabra es mi garantía». La credibilidad es una cuestión de sinceridad. «Para mí, el factor determinante es que en 50 años de historia empresarial a mi equipo nunca le ha faltado trabajo y en todo este tiempo en Witron no se ha producido ni un solo despido por falta de trabajo».

Llevando a gala una cabezonería propia de la región bávara del Alto Palatinado- dice Walter Winkler sobre sí mismo- o, en palabras bonitas, con una constancia férrea, Winkler, de 83 años, se fue abriendo camino. Sus recuerdos se remontan a su época de instituto y universidad (se graduó como ingeniero a los 21 años): «Las matemáticas eran mi pasión y el álgebra es el entrenamiento de la lógica por excelencia».  A día de hoy, el propietario de Witron, que pronto tendrá 7.000 empleados, se las apaña sin la ayuda de un ordenador, calculadora ni asistente personal. «Mi cerebro siempre está trabajando». Solo unos pocos tienen el don de la memoria fotográfica: Walter Winkler es uno de ellos. Puede memorizar visualmente los diseños de sus principales proyectos.

 
La tecnología como ventaja competitiva

La ventaja tecnológica de Witron reside principalmente en el revolucionario sistema OPM (Order Picking Machinery) que prepara de forma totalmente automática una gran variedad de cajas de todas las zonas de temperatura en palets que luego se envían a las tiendas. Un elemento importante de esta tecnología es que calcula un patrón de picking perfecto e individualizado para cada palet. Este cálculo aumenta la densidad y la estabilidad de cada palet. El resultado es un aumento de la eficiencia en la carga de los camiones, un transporte más seguro de las mercancías y una mejora transversal de la operativa que disminuye los costes logísticos de la cadena de suministro. El cálculo volumétrico de Witron constituye un factor competitivo determinante. Realizar los cálculos y controlar el sistema requieren una enorme capacidad de procesamiento. Los sistemas de servidores y sus «núcleos de procesamiento» se encargan de calcular estos modelos y de controlar los pedidos de los clientes. En las plantas de mayor tamaño de Witron, más de 800 de estos núcleos de procesamiento trabajan en paralelo. La empresa de Parkstein siempre ha estado familiarizada con los algoritmos más sofisticados. Witron ha estado investigando y desarrollando esta área desde 2004 y sigue, a día de hoy, mejorando los algoritmos.

 
«Obsesión por pensar, por idear y volver a pensar»

Las cosas triviales suelen facilitar los procesos de trabajo. Por ello, la consigna de Walter Winkler es evitar complicaciones innecesarias y trámites adicionales. El propietario de Witron afirma que la lógica es su mayor fortaleza: «Me obsesiono al pensar en la perfección». Winkler trasmite esta perfección a los clientes en todo lo que él hace y en todo lo que hace WITRON. «Ofrecemos resultados y soluciones tecnológicas que benefician a los clientes». A sus 83 años, revela que la impaciencia es a la vez su mayor debilidad y su gran virtud: «Hace que el negocio avance».

«Considero mi empresa como una institución social que no se puede legar. La compañía pertenece a los empleados». Walter Winkler hizo esta declaración durante una entrevista por su 80º cumpleaños. Junto a su esposa Hildegard, lo puso en práctica «hasta el último detalle». Los beneficios generados permanecen en la empresa y solo se hacen asignaciones periódicas a fundaciones benéficas. Las donaciones benéficas, que ascienden a varios millones de euros al año, no reciben bombo publicitario. Siguiendo el modelo de fundación, la familia Winkler renuncia a su participación en la empresa. Además, los hijos del Sr. Winkler disfrutan de seguridad financiera. La fundación no puede venderse.
 

Plan de pensiones para los empleados

Una parte de la cultura empresarial consiste en no exprimir a los proveedores y tratar bien a los empleados. En los primeros años, Hildegard Winkler cocinaba en el comedor de la empresa. «Nuestra cocina es la mejor». El autor puede confirmar que el término «comedor» no hace nada de justicia, y ha comido mejor allí que en algún supuesto restaurante de postín. Los empleados cuentan con numerosos beneficios: desde la participación en los resultados anuales hasta los planes de pensiones, pasando por el seguro de invalidez o de accidentes. Witron es probablemente la única empresa de su tamaño en Alemania que no proporciona coches de empresa por motivos de igualdad para todos los empleados y con el fin de utilizar los fondos para otros programas sociales. Pero se ha corrido la voz sobre los interesantes beneficios que ofrece. Actualmente, profesionales de muchos países solicitan un puesto de trabajo en Witron. Los aprendices que realizan la formación profesional dentro de la compañía tienen prioridad absoluta, y los jóvenes reciben apoyo y formación en diferentes campos.

El compromiso con los empleados llega hasta el punto de que Hildegard y Walter Winkler ponen a su disposición dos apartamentos exclusivos junto al río Havel en Potsdam (Alemania), para que los utilicen durante sus vacaciones. A sus 83 años sigue jugando al fútbol en el equipo de la empresa como delantero centro y se mantiene en forma nadando, practicando ciclismo de montaña y esquiando. Su pronóstico: «Witron seguirá en pie durante muchos, muchos años más». Y antes de pagar intereses a los bancos, la empresa prefiere invertir en el desarrollo... y en los empleados.  «Todos los días me levanto con ilusión por ir a trabajar», dice Walter Winkler.
 

Witron aumenta su plantilla: de 4.800 a 7.000 empleados en 2023

La enorme demanda internacional está acelerando el crecimiento de Witron. En su 50º aniversario, los pedidos en cartera representan más de cinco años de trabajo. Esto tiene efectos positivos.

Debido al importante número de pedidos, la empresa fundada por Walter Winkler (83) en 1971 con dos empleados aumentará su plantilla de 4.800 a 7.000 trabajadores en 2023.
Walter Winkler y el director general Helmut Prieschenk han confirmado esta noticia a «Oberpfalz-Medien». A pesar de la pandemia, el consejo de administración espera un aumento de las ventas de casi 1.000 millones de euros este año, tras llegar a los 710 millones en 2020. En la sede de Parkstein se contratarán cerca de 2.500 profesionales a medio plazo.

El volumen actual de pedidos y los contratos de servicio derivados, así como la previsión de otros pedidos de gran envergadura, garantizan la capacidad a pleno rendimiento durante años —los expertos del sector lo cifran en una década—. Según se ha informado, este plazo también se aplica al liderazgo tecnológico de este experto en logística especializado en centros de distribución de grandes cadenas de supermercados, como Walmart o Edeka.

La ampliación ha supuesto una inversión de casi 200 millones de euros y ha permitido duplicar la capacidad de producción, almacenamiento y oficinas de la sede central de Parkstein. Tras un periodo de construcción récord (menos de 2 años), la gran inauguración tuvo lugar el 3 de septiembre y contó con la presencia de Albert Füracker, ministro de Economía y Hacienda de Baviera. Con esta ampliación, la superficie de las instalaciones ha pasado de 100.000 a 220.000 m2. Se trata de uno de los mayores proyectos de construcción del sector privado en el norte de Baviera.

«Muchas cosas han cambiado desde 1971, pero la esencia se ha mantenido», dijo Walter Winkler con motivo del 40º aniversario de la compañía. Esto sigue siendo cierto hoy en día». A sus 83 años, el fundador de la empresa continúa teniendo fama internacional de «promotor de la innovación» y «pionero». El patriarca de la empresa, en buena forma física, se reserva la última palabra en los grandes proyectos hasta el día de hoy. Cuenta con la ayuda de su esposa, Hildegard, la persona en quien más confía, sobre todo en cuestiones sociales. «Mis empleados son el mayor activo de Witron», subraya Walter Winkler finalmente.